Impresión Digital Vitrificada

La Impresión Digital, se realiza con tintas cerámicas vitrificadas a través del proceso de templado de vidrio a 700º C de temperatura, con una calidad de impresión que alcanza los 360ppp (puntos por pulgada). La Impresión Digital al estar vitrificada en el proceso de templado es inalterable a lo largo del tiempo, es resistente a los rayos UV, a la humedad y la impresión del vidrio es visible por ambas caras (interior y exterior) sin deformación ni alteración de los colores originales.

La impresión Digital es aplicable a todos los modelos de las tarifas CLASICA, NOVEDADES, ELITE y EXCLUSIVE (excepto semicirculares).

Vidrios Decorados

  • La técnica de mateado al chorro de arena nos permite realizar los distintos tipos de decorados de nuestra Gama de Vidrios Decorados. En constante renovación, les presentamos todos nuestros modelos que aumentan cada año gracias a nuestra búsqueda de vanguardia y exclusividad.

Acero Inoxidable

El Acero Inoxidable no es un material simple, es una aleación de materiales, principalmente hierro, carbono, níquel, cromo, molibdeno, etc., mezclados en diferentes proporciones cuya aleación se convierte en una coraza contra la corrosión... Descubre por qué este material se concibe como una decoración moderna de alta calidad.

Tratamiento Superclean

Aplicamos sobre la superficie del vidrio, previo lavado y secado en perfectas condiciones de limpieza, SUPERCLEAN, un polímero hidrófugo, que crea una capa o film protector ópticamente invisible que hace que el agua resbale fácilmente por el cristal formando gotas muy redondas, que arrastran consigo los restos de cal y suciedad, en definitiva Superclean es un protector del vidrio para que su mampara se mantenga limpia durante más tiempo.

Vidrio Templado

Para fabricar vidrio templado térmicamente, el vidrio flotado se calienta gradualmente hasta una temperatura de reblandecimiento de aproximadamente 650º grados para después enfriarlo muy rápidamente con aire. De esta manera se consigue que el vidrio quede expuesto en su superficie a tensiones de compresión y en el interior a tensiones de tracción, confiriéndole mayor resistencia estructural y al impacto que el vidrio sin tratar, teniendo la ventaja adicional de que en caso de rotura se fragmenta en pequeños trozos inofensivos (por lo cual se le considera uno de los tipos de vidrio de seguridad).